FANDOM


Pandora de existencia olvidada: Relicario Sellado es el onceavo episodio de el anime basado en Steins;Gate 0. Salió al aire el 21 de junio de 2018 y sigue los eventos de Pandora de existencia comprobable: Cubículo Prohibido.

SinopsisEditar

Okabe y Maho se dirigen al escondite de la persona que intenta descifrar la contraseña de la computadora de Kurisu. Al llegar, descubren que esa persona es Daru. Maho y Daru habían estado contactándose por bastante tiempo sin saber quiénes eran. Cuando Okabe descubre que Daru aún no ha descifrado la contraseña, le ruega que no lo siga intentando porque eso podría llevar a la Tercera Guerra Mundial.

Como Maho se da cuenta de que Okabe habla bajo para que ella no escuche, decide apartarse para que ellos hablen solos. Daru le dice a Okabe que debería decirle todo lo ocurrido a Maho así que decide hacerlo. Entonces él le cuenta todo lo que pasó desde que conoció a Kurisu y después de la charla, Maho decide que el ordenador sea destruido.

Mientras tanto, alguien se acerca al escondite alertando a Okabe, Daru y Maho. Ellos deciden salir de allí con el ordenador, pero durante su huida alguien agarra a Maho amenazándola con un cuchillo en su cuello. Okabe y Daru se giran para descubrir que la persona que retiene a Maho contra su voluntad es la motorista que entró en el laboratorio. Junto a ella aparecen algunos de sus secuaces con la intención de arrebatar el ordenador a Okabe.

Como Okabe nota que la línea de tiempo no ha cambiado, sabe que ni él ni Daru morirán, así que le propone a la motorista intercambiar la computadora por Maho. Así pues, la mujer misteriosa accede, pero en el momento en el que se hace con el ansiado ordenador aparece una furgoneta que abre fuego contra ellos consiguiendo destruir el portátil durante el tiroteo. Okabe y la mujer resultan lastimados, él en el cuello y ella en la mano.

Ya en el laboratorio, Okabe descubre que Maho tiene sangre en una mano por lo que decide mirar si está bien descubriendo que la tiene cerrada con un trozo del ordenador de Kurisu. Entonces Maho comienza a llorar por no haber podido salvar el legado de su compañera.

Más tarde, los dos van a casa de Faris para poder descansar. Ahí también se encuentra Moeka y Okabe se fija en que no tiene ninguna herida en su mano, hecho que corrobora que en esta línea mundial la mujer no tiene nada que ver con lo que les está ocurriendo. Con esto, Okabe supone que las personas que les quitaron el ordenador son estadounidenses y los que lo destruyeron son rusos. Mientras, Maho ve cómo sus músculos dejan de moverse tras haberse dado un baño debido a la relajación tras una experiencia tan traumática.

Tras llevarla a la cama, Okabe mantiene una conversación con Maho en la que ella le explica que tras la muerte de Kurisu se obsesionó con la idea de acceder a su computadora. También comenta que creía que es lo que Kurisu habría querido pero que se ha dado cuenta de que no era así. Finalmente, Okabe consigue hacer ver a Maho que de verdad apreciaba a Kurisu más allá de su posible rivalidad.

Al día siguiente, Maho se reúne con el profesor Leskinen en el aeropuerto para volver a Estados Unidos. Allí acuden Okabe, Daru, Mayuri, Yuki, Kaede y Katsumi para despedirse. En ese momento, mientras Maho y Leskinen le dicen a Okabe que esperan que algún día acuda a Estados Unidos para ingresar en la universidad Viktor Chondria, se puede ver cómo Yuki tiene la mano vendada por una herida.

Justo antes de marcharse, Leskinen le propone a Okabe que se despida de Amadeus puesto que una vez hayan partido se le revocarán los permisos para interactuar con ella. Así pues, el científico se despide de Kurisu, pero esta le dice que espera verle más adelante si decide ir a Estados Unidos y le desea que algún día encuentre la felicidad. Tras esto, durante una reflexión de Okabe se puede ver lo que están haciendo el resto de personajes, llamando la atención que Judy Reyes va en el avión manteniendo su mano escondida bajo una manta como si intentara esconder algo.

PersonajesEditar

GaleríaEditar